Innovación en gestión municipal

El sábado fui a renovar mi licencia de conducir en la comuna en la que actualmente vivo, La Reina. Para hacerlo me pidieron un documento que acreditara mi residencia. Les dije que tenía las cuentas en mi celular. Me indicaron que debía ir a mi casa y, traer una cuenta impresa o imprimir mi boleta y traerla. En definitiva, se necesitaba el papel. Fui a mi casa, llevé varias boletas, fotocopiaron una y asunto solucionado.
La historia se repite todos los días, en todas partes, con distintos actores. Es conocida. Varios de mis amigos me trataría de tonto por no haber llevado conmigo los documentos necesarios, sabiendo que me los pedirían.
Lo curioso es que las empresas de servicio nos invitan a recibir cuentas electrónicas en los correos, que en el país se impulsa la facturación electrónica, que en el país la cantidad de celulares duplica a la de personas, que es mucho más simple archivar documentos electrónicos que papeles, y que se gasta menos haciéndolo. Sin embargo por costunbre, o por obsolescencia de normas y procedimientos, se siguen exigiendo papeles.
No me habría detenido a comentar el hecho si no fuera porque el lunes cierra el concurso del Laboratorio de Gobierno para financiamiento de innovación en el sector público (http://lab.gob.cl/gip/ ), y la entidad donde trabajo, Postgrados de la Universidad Tecnológica de Chile INACAP, presentará proyectos de innovación en gestión municipal con tres municipalidades pequeñas: Las Álamos, Hualañé y Pinto. Allá no hay conectividad suficiente para que el uso de celulares e internet se integre plenamente en la gestión municipal. Sin embargo, ¡que impacto tendría una innovación en procesos municipales de atención de público que fuera capaz de integrar tecnología en los trámites y reducir la cantidad de papeles necesarios para realizarlos!
Eugenio Bisama C.